abr 172012
 

Por fin se ha cerrado un importante capítulo en el asunto de la destitución y posterior despido de Juanjo Olaizola al frente del Museo Vasco del Ferocarril, todo un referente a nivel europeo.

La sentencia del Juzgado de lo Social de San Sebastián declara el despido nulo, por lo que deberá ser restituido en su puesto. Aunque este hecho no sea definitivo ni deje las cosas como estaba anteriormente, ya que se espera una larga batalla, es una victoria moral y una auténtica bofetada en toda la boca, que viene a condenar determinadas modos de actuar de políticos sectarios que no aceptan que se le diga que no tienen ni puñetera de una cosa, en este caso de trenes o tranvías.

¡Aurrera Juanjo!

Carlos Peña Aguilera
Presidente de Agraft