abr 262013
 

Acto de presentación 24-04-2013

El día 24 de Abril a las 11 horas en la puerta de la estación se ha presentado la Plataforma en Defensa del Ferrocarril Público en Granada. El acto ha consistido en la lectura de un manifiesto consensuado y respaldado por la Delegación de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, los sindicatos UGT, CCOO, CGT, SEMAF, SCF, SF-Intersindical, el Ayuntamiento de Baza, y  las Asociaciones Granada al Pedal y Agraft.

En apoyo a esta iniciativa ha estado la Plataforma Ciudadana en Defensa del Ave en Andaluces y la organización sociopolítica Primavera Andaluza.

Manifiesto en Defensa del Ferrocarril Público en Granada

Las entidades y organizaciones suscriptoras de esta declaración, manifiestan su apoyo a las obligaciones de servicio público ferroviario de los trenes regionales (o media distancia) en Andalucía, e instan al Gobierno del Estado a que cumpla dichas obligaciones aprobadas por el Consejo de Ministros del 27 de diciembre de 2012.

Las obligaciones de servicio público provienen del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y conllevan la obligación de financiación de servicios a la ciudadanía que cumplen misiones de interés general, como son los servicios de transporte público colectivo.

La declaración como obligación de servicio público establece la responsabilidad de su financiación directa a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, en este caso del Ministerio de Fomento.

Para Andalucía, estas obligaciones de servicio público ferroviario responden a las necesidades de la sociedad andaluza de disponer de trenes regionales, junto a los trenes de cercanías, de grandes distancias y de mercancías, dentro del sistema multimodal de transporte que debe vertebrar la red de ciudades que pueblan su territorio. Respondiendo, al mismo tiempo, a la necesidad de ahorro y eficiencia energética, a la lucha contra las emisiones de gases con efecto invernadero que provocan el cambio climático, y al propio cambio del modelo productivo.

Esta declaración de obligación de servicio público para los trenes andaluces explotados por Renfe y que circulan por la líneas y estaciones administradas por ADIF, aleja momentáneamente el riesgo del cierre de líneas que suscitó el anuncio del Ministerio de Fomento de establecer “un plan de racionalización de los servicios de transporte ferroviario de viajeros de media distancia” que son financiados por el Estado.

Las entidades y organizaciones abajo firmantes manifiestan su decidida disposición a defender Andalucía de recortes en los servicios públicos de ferrocarril y a promover la mejora y ampliación de dichos servicios, sin excluir relaciones como las de Córdoba-Bobadilla, Granada-Linares, Huelva-Jabugo, Ronda-Algeciras o Sevilla-Llerena. Proponiendo la mejora de los horarios de los trenes y de las paradas en las estaciones, apoyando la generación de nuevas redes de cercanías en las áreas metropolitanas que aún no poseen dicho servicio, e impulsando la reapertura de líneas ferroviarias de alto valor estratégico como la Huelva-Ayamonte-Portugal, en el Corredor Atlántico, y la Guadix – Baza – Valle del Almanzora – Almendricos – Lorca, en el Corredor Mediterráneo.

En la Provincia de GRANADA:

A) RECHAZAMOS la reducción del servicio público ferroviario que pretende realizar el Gobierno Central suprimiendo la línea de media distancia Granada-Linares.

B) REIVINDICAMOS  

*  El carácter público y social del Ferrocarril.

* Prioritariamente en materia de comunicaciones, el establecimiento de la línea ferroviaria Motril-Jaén, así como la puesta en funcionamiento de la línea Guadix-Almendricos, que conecten Granada, a través de trenes de altas prestaciones, con el centro y levante peninsular, conexiones esenciales para nuestro desarrollo comercial, agrícola, industrial y turístico. De no ser así nuestra provincia quedaría abocada al aislamiento y a un muy limitado desarrollo socioeconómico.

* El carácter estratégico de Granada como nodo central en la Red Ferroviaria de Andalucía Oriental,  y la mejora de los servicios ferroviarios con el resto de Andalucía, tanto hacia la costa – con conexiones directas a Motril y Málaga- como hacia el interior, ampliando frecuencias y adecuando material móvil, horarios, precios y paradas a las necesidades de los usuarios y usuarias. Creemos que es un derecho la conexión por líneas de cercanías con los pueblos de nuestra provincia, tales como Loja, Guadix y Baza al igual que existen en otras provincias de Andalucía y de España.

* Seguir manteniendo los puestos de trabajo, los servicios complementarios en la explotación ferroviaria así como el mantenimiento de la actividad industrial vinculada al ferrocarril que hoy se realiza en Granada.

 C) EXIGIMOS un debate abierto a la ciudadanía para consensuar UN PLAN FERROVIARIO PARA GRANADA.

 D) DEFENDEMOS  La construcción de la nueva estación del AVE en la actual ubicación de “Av. Andaluces” porque:

  • Representa la puerta  de entrada al centro de Granada, por su estratégica ubicación desde la que se divisa la belleza  que encierra esta ciudad. No existe estación de ferrocarril en España que pueda contener tantos argumentos para acertar con esta decisión.
  • Se ubica dentro del núcleo donde existen mayor concentración de actividades turísticas, hoteleras y comerciales, donde hay más usuarios reales y potenciales y donde confluyen los principales sistemas del transporte público – autobuses metropolitanos, autobuses urbanos y tranvía de Granada – , haciendo de ella una estación INTERMODAL integrada, adecuada y segura para los viajeros y viajeras.
  • Su modernización supone una oportunidad para realizar una transformación urbana de la zona, propiciando, en los espacios libres de los alrededores, un gran parque, un lugar que sea “el pulmón verde” de nuestra ciudad.

 EN DEFINITIVA la ubicación actual de la estación en Avd. de Andaluces representa un lugar excelente para la cercanía al centro de la ciudad, opción sin competencia que ofrece este sistema de transporte como vehículo dinamizador de los intereses socio-económicos de la ciudadanía, en la actualidad y para el futuro.  Por todo ello necesita de un claro esfuerzo de las administraciones para hacer realidad una necesidad.

Las entidades y organizaciones sociales abajo firmantes hacen un llamamiento tanto a los Ayuntamientos de la provincia de Granada, a la Universidad, a las organizaciones económicas, sociales y culturales de Granada y, en definitiva, al conjunto nuestra población para sumarse a este manifiesto  para que se movilicen mediante la adopción de acuerdos y actividades en defensa del ferrocarril público y social.

                                                                                                                                                                                                                      Granada, 24 de abril de 2013

Enlaces de prensa:

http://www.ideal.es/granada/20130424/local/provincia-granada/manifiesto-defensa-ferrocarril-reivindica-201304241438.html

http://www.granadahoy.com/article/granada/1509611/por/la/conexion/motriljaen/y/la/union/guadixalmendricos.html

http://www.granadadigital.com/el-manifiesto-en-defensa-del-ferrocarril-reivindica-para-granada-la-conexion-motril-jaen-y-guadix-almendricos-319472/

http://www.radiogranada.es/2013/04/24/el-manifiesto-en-defensa-del-ferrocarril-reivindica-para-granada-las-conexiones-motril-jaen-y-guadix-almendricos/

 

 

abr 252013
 

Carlos Peña Aguilera, Presidente de Agraft (24-04-13)

Ahora que tanto se habla de esta fórmula de presión por razones bastante dramáticas e injustas como las que esta crisis ha destapado, y estando el tema del ferrocarril eternamente presente en las portadas de los medios informativos locales, no está de más recordar un acontecimiento que supuso un camino a seguir en la defensa de los intereses ferroviarios granadinos, aunque el paso del tiempo no ha hecho sino afianzar un largo y lento desmantelamiento que ya por entonces se empezaba a gestar.

Corría el año 1987, Granada no se había recuperado aún del mazazo del cierre de la línea Guadix-Almendricos y la línea a Bobadilla había sido salvada in extremis por la Junta de Andalucía a primeros de 1985. La modernización del ferrocarril recogida en el Plan de Transporte Ferroviario (PTF) no traía nuevas inversiones para Granada sino un listado con nombres y apellidos de 189 ferroviarios sobrantes en la provincia. A la Asamblea de trabajadores convocada por el comité de empresa de Renfe en Granada llegó la información  que al día siguiente el Presidente de Renfe, D. Julián García Valverde, vendría a Granada en el lujoso coche break acoplado al expreso de Madrid para pasar el fin de semana esquiando en Sierra Nevada. De modo espontáneo la Asamblea decidió esperar en el andén la llegada del Presidente para mostrarle su malestar.

Al día siguiente, casi un centenar de personas entre empleados y familiares esperaban a primera hora de la mañana la entrada del expreso procedente de Madrid. Había una pancarta en la que se leía “Tú a esquiar, nosotros a mendigar”. La reacción del Presidente y su comitiva, compuesta de más de veinte personas, entre ellas, el hijo de Alfonso Guerra, un niño por entonces, no se hizo esperar: estuvieron casi una hora apostados en el lujoso coche presidencial recibiendo toda clase de protestas y consignas en contra del desmantelamiento del ferrocarril en Granada y sopesando si bajar o no. Cuando el séquito se decidió finalmente a bajar, el trayecto desde el andén hasta la salida de la estación se les hizo interminable, viviéndose momentos de tensión al estar los ánimos de los ferroviarios granadinos bastante caldeados, aunque sin llegar a mayores. A lo largo de ese día, directivos de Renfe intentaron sin éxito nombres y apellidos de los trabajadores participantes en el acto de protesta, como muestra de unidad de toda la plantilla de Renfe en Granada. Durante las 48 horas siguientes, los dirigentes sindicales ferroviarios Diego Melero Galindo (UGT) y Antonio Domínguez Hormigos (CCOO) estuvieron despedidos.

Meses después, una nueva visita del Sr. García Valverde a Granada suscitó una frase que aún sigue pesando como una losa sobre las aspiraciones ferroviarias granadinas. Durante una entrevista informal entre el gerente de la estación, un agente comercial y el Presidente de Renfe, al referirle los temores de perder una grúa portacontenedores, éste dijo: “Tengo que dejar Granada como un apeadero.”

Desde entonces, la profética frase se ha ido poco a poco cumpliendo aunque también hay que decir que no se produjo ningún traslado, debido a la presión y a la negociación sindical.

A día de hoy, y casi treinta años después el balance sigue siendo negativo: la sociedad granadina con sus políticos al frente han dado la espalda al tren de siempre, confiando en que el ave arregle la situación. Pero el ave, insostenible económicamente, ha encontrado en la crisis un maravilloso aliado para no llegar a destino, y la situación actual del tren en Andalucía Oriental es crítica, amenazada de nuevos recortes en unos servicios ferroviarios planificados  para espantar a los usuarios y una estructura de decisiones alejada y ajena a las necesidades de los granadinos.

Se hace necesaria una movilización de la sociedad granadina a favor del ferrocarril y de su utilidad para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y como elemento dinamizador de la economía provincial. Recordar el espíritu de aquella acción valiente y comprometida nos pone en la senda de la acción, hay que luchar por el tren en nuestra provincia. Nos quedamos sin ferrocarril en los pueblos, sin trenes de viajeros ni de mercancías, sin estación y sin ave. Es hora de moverse, de reclamar nuevos y mejores servicios y de poner en valor lo que ya se tiene. Es hora de la acción ciudadana.