jun 252015
 

Redacción Agraft

La Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (Agraft) quiere mostrar sus dudas sobre la idoneidad del Plan Alternativo de Transporte (PAT) propuesto por Renfe mientras se acomete el proyecto que permite la llegada de la Alta Velocidad a Granada.

A pesar de los esfuerzos de Renfe por mejorar las conexiones desde Antequera, el compromiso con la puntualidad e incluso por vender en sociedad una opción por carretera 35 minutos más rápida que cuando había tren, desde Agraft creemos que se está produciendo una pérdida  importante de viajeros, según las fuentes consultadas. El servicio de media distancia es el que más lo está sufriendo.

El usuario del tren elige este medio frente a la carretera por razones de seguridad y comodidad. En el momento en que estas condiciones no se cumplen, influyen cuestiones como el tiempo y el dinero, por lo que no es de extrañar que se esté produciendo un trasvase de viajeros del ferrocarril a la carretera, más económico, pero menos sostenible medioambientalmente.

Ante el argumento de la temporalidad del servicio, Agraft considera que va a costar bastante recuperar los viajeros perdidos, ya que cuando entre en funcionamiento el servicio ave, el precio va a aumentar considerablemente en proporción al servicio por carretera, lo que va a hacer necesario campañas de captación de viajeros y ofertas de plazas a precios reducidos.

Desde el inicio de este PAT, Agraft ha considerado ilógico que Renfe no haya recurrido a prestar el servicio con Madrid por la vía de toda la vida, la línea Granada Linares-Baeza, que es por donde aún se comunica por tren Almería y a unos precios competitivos. No se comprende que una empresa que tiene trenes y vías alternativas, no las use y encargue el transporte a su gran competidor.

De este modo no se hubiera alterado la esencia del viaje, ni se hubiera entrado en una competencia directa entre corredores de viajeros dentro de la misma empresa ferroviaria, ahora que se ha cortado el servicio Altaria. Recientemente, en fechas punta se han realizado servicios lanzadera sin paradas intermedias con excelentes resultados de ocupación.

Agraft lamenta que los partidos políticos y sus representantes en Granada no se hayan interesado lo más mínimo por este aspecto, realizando una labor de seguimiento y recabando los correspondientes datos de viajeros segregados por destinos. ¿Cuánto está costando este PAT y a quién está beneficiando realmente?¿Está Adif compensando a Renfe por los retrasos en la ejecución de las obras? Cada día que pasa, los servicios convencionales están más cerca de su desaparición por la nefasta gestión de las empresas ferroviarias.

El único interés demostrado en torno al ferrocarril por la sociedad granadina en general y por sus instituciones es por aspectos ajenos al propio servicio ferroviario y que en nada mejoran el número de viajeros, como son el soterramiento o el paso por Loja en vía convencional.

Enlaces:

http://www.ideal.es/granada/201506/25/renfe-pierde-viajeros-corte-20150624001312-v.html