ene 272016
 

Redacción Agraft

La Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (Agraft) en relación al argumento de paralizar las obras del Ave en superficie defendido por la Marea Amarilla y apoyada por PSOE, Vamos Granada, IU y las direcciones de UGT y CCOO, manifiesta lo siguiente:

  • La profunda irresponsabilidad que supone defender esta opción cuando la vía férrea Granada-Bobadilla lleva cortada desde el pasado 7 de Abril de 2015, y las obras semiparalizadas hasta bien entrado el verano, lo que no había supuesto aún afecciones en la vía y los trenes podían seguir circulando. La paralización de las obras y redacción de un proyecto de entrada definitivo del ave a la ciudad de Granada es una decisión que debería haber tomado la ciudad en su conjunto antes del inicio de las mismas. Una decisión en este sentido puede tener graves consecuencias para el empleo, ya que actualmente las cargas de trabajo en Granada se encuentran muy mermadas por esta situación. ¿Han preguntado las direcciones provinciales de CCOO y UGT a sus secciones de ferrocarril antes de sumarse a esta petición?
  • Desde que se produjo el corte de la vía para el supuesto inicio de las obras, ningún partido político ni sindicato ha denunciado el Plan de Transporte Alternativo propuesto por Renfe ni ha defendido abiertamente un servicio ferroviario alternativo de calidad y a precios competitivos por la línea de Moreda y Linares-Baeza. Y además han permitido la supresión de la conexión directa por tren con Barcelona. Cada día que pasa la pérdida de viajeros por ferrocarril es mayor, con las implicaciones que ello tiene en una ciudad eminentemente turística como Granada. No se puede luchar por el soterramiento cuando no se ha luchado antes por no perder el tren. Se ha enterrado al ferrocarril en Granada, sin necesidad de soterrarlo.
  • Desde Septiembre de 2013, se sabía por parte del Ministerio de Fomento que la Alta Velocidad no llegaría acompañada de la reforma urbana que hasta ese momento se había llevado en casi todas las ciudades a las que había llegado el ave. ¿Por qué no inició Granada el debate de la segunda fase al día siguiente de este anuncio? Desde Agraft se ha solicitado en numerosas ocasiones el inicio de la misma sin respuesta alguna. ¿Qué han hecho los partidos con representación en el Ayuntamiento? Perder más de dos años en discusiones absurdas.
  • Se ha permitido y alentado desde los partidos una batalla estéril por el soterramiento, una operación de remodelación urbana que corresponde en buena medida al Ayuntamiento y, por ende, a la ciudad de Granada, dejando toda la responsabilidad de la reivindicación de este asunto en manos de la Asociación de Vecinos de la Chana. La dejación de los partidos y las instituciones es manifiesta por no afrontar con la seriedad que requiere una operación de tamaña envergadura y usar a los vecinos como arma arrojadiza.
  • Ahora mismo la prioridad es sacar a Granada de la profunda situación de bloqueo en que se encuentra. Es necesario acelerar las obras y recuperar el servicio ferroviario cuanto antes. Se debe iniciar una comisión especial de seguimiento de las obras y ofrecer respuestas a las múltiples preguntas que tienen los vecinos afectados y los granadinos en general respecto del futuro inmediato de la llegada de la Alta Velocidad. Se hace imprescindible empezar a trazar un plan integral que desde Granada aúne las dos derivadas de la llegada de la Alta Velocidad: los servicios ferroviarios y la reforma urbana.

Enlaces de prensa:

http://www.ahoragranada.com/noticia/agraft-define-como-irresponsable-la-decision-de-apoyar-la-paralizacion-del-ave-en-superficie/

http://www.granadahoy.com/article/granada/2205248/si/se/paralizan/las/obras/la/llegada/ave/puede/tardar/anos/mas.html

http://www.finanzas.com/noticias/empresas/20160126/alcalde-granada-cree-parar-3335528.html

Ideal 27/01/16

jul 072015
 

Redacción Agraft

La Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (Agraft) solicitó en Enero de 2014 a los partidos políticos iniciar cuanto antes los contactos para debatir la segunda fase de la llegada de la Alta Velocidad a Granada, tras el anuncio de la primera fase realizado por parte de la Ministra de Fomento en Granada en Septiembre de 2013.

Para este colectivo es fundamental abrir este debate y consensuar un plan de necesidades ferroviarias a medio plazo que ofrezca soluciones reales a los ciudadanos y que articule el desarrollo económico granadino. Del mismo modo, y a fin de encontrar la mejor solución para  la integración ferroviaria en la ciudad de Granada, se plantea un estudio de alternativas que tenga en cuenta los aspectos económicos, las afecciones, la necesaria coordinación administrativa y todas las ubicaciones posibles atendiendo a los criterios de intermodalidad, centralidad, accesibilidad y valor simbólico, así como en sus diferentes opciones: superficie, soterrado y elevado.

Agraft valora positivamente el paso dado por la Confederación Granadina de Empresarios (CGE) y considera que la moción que se debe aprobar en el Pleno del Ayuntamiento de Granada próximamente no tiene que ir en la línea de una postura favorable al soterramiento y vacía de contenido, si no el compromiso de todos los partidos en abrir el debate sobre la Segunda Fase, tal y como propuso el Ministerio de Fomento, y consensuar un documento que refleje las necesidades del conjunto de la sociedad granadina y en el que puedan hacer sus aportaciones todas las instituciones y colectivos relacionados con el tren en Granada.

Las últimas declaraciones de los políticos en torno a la conveniencia de seguir con las obras de adaptación o incluso su paralización son de una gran irresponsabilidad y muestran una profunda falta de respeto hacia el ferrocarril y lo que ello significa, ya que con esa decisión se acabaría por enterrar el tren en Granada, como culminación de un largo proceso de desmantelamiento del ferrocarril en nuestra provincia que se inició hace 30 años.

El tren lleva herido en Granada muchos años y el plan de transporte propuesto por Renfe mientras se llevan a cabo las obras de adaptación para la llegada del ave a Granada mediante autobuses, está suponiendo una pérdida importante de viajeros que costará mucho recuperar.

Enlaces de prensa:

http://www.ideal.es/granada/201507/06/agraft-aboga-consensuar-alternativas-20150706140355.html

http://www.granadahoy.com/article/granada/2066822/patronal/y/amigos/ferrocarril/piden/una/reunion/urgente/aclare/ave.html

http://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20150706/54433237495/asociacion-aboga-por-consensuar-alternativas-a-la-llegada-del-ave-a-granada.html

feb 172012
 

1-   Ante esta propuesta que obedece a “nuevos intereses”, Agraft expone lo siguiente:

Si hasta ahora han prevalecido los criterios de cercanía al centro y la intermodalidad con el metro, y estos quedan cuestionados, Agraft considera que la nueva ubicación debe responder a un nuevo criterio de operatividad ferroviaria y este es que la nueva estación sea pasante y permita el rápido tránsito entre las líneas de Bobadilla y Moreda. Y este criterio no lo satisface tampoco la nueva ubicación propuesta.

Si el criterio del ahorro es tan importante, Agraft prefiere que la llegada de la Alta Velocidad se haga en su ubicación actual y sin soterrar, aunque permeabilizando el paso por la Chana, convirtiendo la trinchera actual de la vía en un paso elevado, afectando al kilómetro de la entrada a Granada. Más preocupante es el paso de la línea de Moreda por la Chana, el Cerrillo y Maracena, y de eso no se ha hablado nada.

2-   Agraft mantiene la postura de hace algo más de un año al respecto de la integración del ferrocarril en Granada y remitida en sendas notas de prensa:

(05-01-11) Agraft pide que un comité de expertos independiente decida la integración del ferrocarril en Granada

Por incapacidad manifiesta de las administraciones implicadas

(10-01-11) Agraft mantiene que el debate sobre la integración del ave debe situarse en el plano técnico a fin de agilizar su realización

El 09-02-11 y el 22-09-11 Agraft envió a los medios los artículos de opinión Hablemos de trenes de una vez y Sobre el Corredor Mediterráneo y su importancia de Granada, en los que planteaban una serie de consideraciones al respecto de la estación, y de los que se destaca lo siguiente:

“… la configuración de la capital granadina y su entorno puede cambiar en función de la planificación ferroviaria resultante de todo este proceso, por lo que se advierte de una problemática añadida en cuanto a la definición de la traza ferroviaria a través de la ciudad y al diseño de la estación. Ante las dificultades económicas y las continuas zancadillas entre Fomento y Ayuntamiento de Granada, se hace necesario replantearse muchas cuestiones, entre ellas la idoneidad del soterramiento y la ubicación de la estación en un lugar que permita que línea de Bobadilla sea pasante con la de Moreda, no siendo necesarias las inversiones de marcha y redundando lógicamente en el propio diseño de la estación. […] Que nadie se lleve a engaños, estamos ante una etapa de grandes dificultades económicas y es necesario planificar adecuadamente, que no se hace, y priorizar inversiones. No hace falta más que viajar y ver cómo llega la Alta Velocidad a las ciudades, en superficie y a estaciones provisionales con vocación de ser definitivas a espera de mejores tiempos. En Granada, Adif tiene sitio de sobra para hacer una estación funcional.”

abr 282010
 

El pasado lunes y con una gran expectación Rafael Moneo desveló su proyecto de nueva estación de Alta Velocidad para Granada. A falta de conocer más detalles en profundidad, se sabe que tendrá entrada por el Camino de Ronda, que proyecto de parque no hay y que se replantea de nuevo la conexión con el tranvía, según parece a través de escaleras y cintas mecánicas.

Noticia extraída de Granada Hoy (27 de Abril de 2010)

Moneo diseña una estación mirador para el AVE en un entorno de espacios abiertos

El arquitecto presentó su anteproyecto, donde se esboza una estructura de doble planta, cuya parte soterrada libera miles de metros para plazas y jardines

El esbozo que el arquitecto Rafael Moneo tiene ya de la futura estación del AVE de Granada demuestra su vocación de hacer un edificio que aproveche al máximo las panorámicas de la zona donde se enclava y, a su vez, de planear una reconversión urbanística del entorno que permita la obtención de grandes espacios libres rodeando la futura terminal.

En primer lugar, este arquitecto reconocido internacionalmente ha previsto la construcción de una gran plaza de acceso al edificio en el mismo Camino de Ronda, donde hoy está el puente sobre las vías. Dado que esas vías llegarán soterradas desde La Chana hasta los andenes subterráneos de la estación, por el otro lado se liberarán miles de metros cuadrados que permitirán crear grandes zonas verdes sobre las propias vías.

Moneo estuvo ayer en Granada para presentar su esbozo, un anteproyecto que tendrá que seguir perfilando, pues quedan los detalles más arquitectónicos. Por el momento, ha definido la ubicación, los volúmenes y el aprovechamiento general del entorno de la nueva estación, algo que servirá de mucho a las administraciones contratantes para aclarar otros aspectos ajenos a lo puramente arquitectónico, como las vías de financiación o el aprovechamiento de los solares liberados en el entorno.

“Moderna, accesible, soterrada, intermodal y eficiente en el uso de la energía”. Así se presentó ayer el nuevo edificio en un concurrido acto. Tendrá una superficie de 45.000 metros cuadrados y estará estructurada en dos plantas. La primera de ellas será la entrada principal al edificio desde el Camino de Ronda. Antecedida por una gran plaza, esa planta visible del edificio tendrá un uso eminentemente comercial y dará acceso hacia abajo a la otra planta, la que estará destinada al uso ferroviario propiamente dicho. El vestíbulo, la sala de embarque, las oficinas de venta y los andenes, serán los elementos que recoja este espacio soterrado de más de 11.000 metros cuadrados.

Sobre las ocho vías y los cuatro andenes subterráneos habrá una cubierta sobre la que Moneo ha propuesto un extenso espacio libre ajardinado casi al nivel de las calles del barrio de Pajaritos y la zona universitaria. Ese espacio verde con la Alhambra y Sierra Nevada como telón de fondo serán las vistas desde el mirador superior del edificio.

Moneo insistió en que la estación es una “gran ventana panorámica” a la ciudad y en el efecto positivo que esto tendrá para los viajeros que lleguen a Granada y reconozcan sus señas de identidad al primer golpe de vista.

El emplazamiento elegido (junto al Camino de Ronda) fue el eje de su presentación, pues se extendió explicando por qué se habían rechazado otras ubicaciones estudiadas como el solar de la actual estación u otro emplazamiento junto a las instalaciones universitarias. El elegido es el lugar que, según Moneo, reúne casi todos los requisitos exigidos: accesibilidad y conexión con otros medios de transporte.